domingo, 19 de julio de 2009

14ª Etapa: Colmar-Besançon 199 km

Regomeyo tendría que darles, parecen no darse cuenta pero las tumbas ya están abiertas. Están abiertas desde el principio de este Tour. Y con el transcurrir de las etapas, cada individuo, cada equipo, ha ido agrandando la suya. Como en toda gesta, es inversamente proporcional el tamaño de la tumba, la tuya, a las dimensiones del monumento triunfal de tu adversario. En la del Astaná puede caber todo el equipo: si no gana uno de los suyos será una fosa común. Pero también hay lugar para los nichos particulares, para los columbarios de sus cenizas. Que lo recuerden los que van siendo eternos aspirantes (Sastre declara en el control de firmas: ”estoy en el final de mi carrera y he venido a ver el Tour. A ver cosas que no había visto antes”) . En el deporte no hay moral: gana el que gana. No se trata de justicia. Gana el Mejor, no el Bueno.

No se trata de justicia, pero por lo mismo hay ídolos. Pase lo que pase, el americano tendrá un triunfo, ya tiene el derecho al mismo, aunque, como a Mario, se lo nieguen. Da igual que abandone hoy, o mañana, o pasado. Da igual que se derrumbe en el Mont Ventoux. Porque está creando el material del que se nutren las leyendas.

Por lo pronto, en ésta etapa no hay ningún maillot portado por un español, lo cual es novedad. Diluvia. Está haciendo un verano raro. Donde estoy el levante, pero un levante casi frío, norteño, asola las terrazas y las playas. Corren por el final sur de la Alsacia, en las estribaciones de la Selva Negra. Los campos y los bosques son fértiles. El tiempo frío y desapacible. César abrió camino entre estos bosques, cuenta Suetonio, para desmoralizar a los celtas, matando los árboles a los que adoraban. En el punto kilométrico ciento uno, Hincapie es el líder virtual y Moreau se ha escapado para abrazar a su familia. Un motorista ha atropellado a una señora y la señora ha fallecido. Hincapie sigue líder veinte kilómetros después. Los del líder, están comiendo a estas horas. Bueno, a treinta kilómetros están a menos de siete minutos, el AG2R debería trabajar o mañana habrá dos equipos peleando por el liderato. Ivanov, al final ha sido Ivanov. Bueno. La general. Nocentini, Hincapie, Contador y Armstrong. Más a pelear.

Desde el país de la rubia, mañana Pontarlier-Verbier, llegada en un falso alto. Etapa test, dice Chozas. Veremos. Una oportunidad más, una siesta menos.

(Nota: dieciocho de julio, trece años hace que José Manuel Fuentes, El Tarangu, se fué a disfrutar de su triunfo.)
atumbabierta
*****

Al despertar, Nocentini todavía estaba allí.

No haré Hincapié
en el aburrimiento,
quedan los Alpes.

El sueño del tour, provoca haikus.
Cronoescalada
*****

Cuando vimos que Ivanov iba entre los escapados, supimos que no habría apuestas. Su tocayo, el tontaina de Sergei, se fue a comprar una botella de vodka. Al cabo de media hora brindábamos la rubia moscovita, Sergei y un servidor por la victoria del camarada Ivanov. Después la fiesta se alargó, de ahí que este texto se escriba en la mañana resacosa del día de hoy, 19 de julio, mientras los ciclistas empiezan la primera etapa alpina. El alcohol me ha provocado sueños raros: Perico Delgado en la RAE, sillón "D" (mayúscula), Carlos de Andrés de vaquero en el Ampurdán (¿qué coño le pasa a este señor con las vacas? ¡vaya obsesión!), un enorme dragón retorciéndose sobre mi cabeza (uf, sólo era el tatuaje de esa puta chiquilla), una conspiración neocón para eliminar a un chaval de Pinto (Madrid). Ah, de anoche también recuerdo lo que nos reímos de los americanos, qué gilipollez la del Columbia, siguen tan chapuzas como hace cuarenta años, ¿la Luna? Armstrong no volverá a pisarla. Dicho por Pedro Delgado: "el momento en que alguien apreta..." Pero cuántos años lleva este hombre retransmitiendo el Tour y hablando así de mal para millones de personas?! No hay nadie en RTVE que le diga a este buen cristiano que se dice "aprieta" y no "apreta"?! Adjunto enlace a la conjugación de "apretar", ya que constituye un axioma que este caballero necesita repasarse la EGB. A Pedro Delgado, al Columbia y a la propaganda de EEUU les ocurre algo similar: quien mucho abarca, poco apreta.
Zalachenko
*****

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sprinta ahora